10 Confesiones de mujeres que descubrieron a su novio siéndoles infiel

Una de las peores experiencias que una persona puede vivir, es cuando nos enteramos que nuestra pareja nos está siendo infiel. El mundo a nuestro al rededor se derrumba, al igual que nuestro autoestima y nuestras ganas de volver a creer en el amor.

Y es peor aún cuando la noticia viene acompañada de una terrible y desagradable experiencia. A continuación te quiero compartir las terribles historias de algunas compañeras, amigas y confidentes que se atrevieron a platicarme sus peores experiencias. Obviamente no daré sus nombres, pero sí los detalles de cómo sucedieron.

¿Te imaginas haber estado en su lugar? Yo no, ni me gustaría… en fin, ahí te va el chisme.

Mi novio se pasó a su recámara en la noche

Daniel y yo fuimos con un montón de amigos que tenemos en común a ‘Valle de Bravo’ (México) con motivo de una fiesta tipo “despedida de soltera” de una chica de nuestro grupo. Todo iba increíble, hubo carne asada, alberca y mucho alcohol. Por la noche, él y yo nos fuimos a acostar debido a que llevábamos todo el día enfiestándonos. Todo iba bien hasta que me desperté por la madrugada debido a unas terribles ganas de vomitar, después de hacerlo, me percaté que él no estaba en la cama conmigo.

Decidí salir de la habitación y al no encontrarlo en la zona de la alberca, fui a la habitación de una de mis “mejores amigas” para preguntarle si lo había visto. Al entrar me los encontré en ropa interior, en la misma cama y dormidos abrazados. En mi locura les avente el agua helada de una hielera y casi les provoco un infarto. Obviamente en ese momento me fui y no quise volver a saber de ellos.

Él me puso muy borracha (hasta quedar inconsciente) para poderse besar con su amigo sin que yo lo supiera

Durante un “Halloween” en casa de uno de sus amigos, mi novio comenzó a actuar muy extraño, me pedía que bebiera shots y de más (aunque yo no quisiera). El punto está en que logró su objetivo, después de 2 horas yo ya no podía más y quedé inconsciente en uno de los sillones de la sala debido a tanto alcohol. Al día siguiente, unas amigas me mostraron un video que le tomaron sin que él supiera, en donde aparecían él y su amigo besándose en el patio de la casa. Cuando lo confronté, él aceptó que era gay y que jamás supo cómo decírmelo. Llevábamos 1 año de novios y me dejó súper traumada por mucho tiempo.

En mi cumpleaños me dijo que se sentía mal y que se quedaría en casa, pero casualmente me lo encontré en un antro con otra tipa

Para festejar mi cumple, mis amigos y yo decidimos irnos a un bar. Ese mismo día mi novio me dijo que comenzaba a sentirse mal, tanto así que no creía poder ir a mi festejo por la noche. Yo me ofrecí a cuidarlo por la noche, pero él insistió en que no cambiara el plan y que la pasara bien con mis amigos, al fin y al cabo él se quedaría con sus padres y dormiría todo el día.

Yo accedí, pues me pareció lógico. El problema vino cuando al momento de llegar al lugar, vi una cara sumamente reconocida para mi… era él. Afortunadamente no me había visto y mientras yo estaba en shock, él comenzó a besarse con una desconocida. Con el zoom de mi celular le tomé una foto y le mandé un mensaje, él en seguida contestó diciéndome: “bebé estoy en casa de mis papás, seguro es alguien que se parece a mí”.

Fue entonces cuando me acerque y sin avisar le metí una tremenda cachetada de la que nunca se olvidará. Él salió corriendo gritando “déjame explicarte”. Pero nunca más volví a saber de él.

Dejó su teléfono en mi casa y descubrí que mandaba su pack

El muy tonto se confundió de celular y cuando se fue de mi casa, se llevó el mío (tenemos el mismo iphone, del mismo color). Él no sabía, pero yo como buena novia paranoica, tenía agregada mi huella digital para desbloquearlo. Cuando lo hice, descubrí que el “angelito” tenía decenas de fotos que enviaba por whats y por FB a chicas de las cuales yo jamás había oido hablar. De hecho dudo mucho que él las conociera en persona, simplemente era un enfermo mental.

Su “amiga” me mandó un video a mi whats de ellos dos en un motel

Mi novio había conseguido un nuevo empleo, todo iba “bien” hasta que de un día para otro comenzó a hablar mucho de una tal “Irene”, la cual le ayudaba mucho a poder terminar el trabajo rápido. Yo no le daba gran importancia (aunque no me hiciera feliz que hablara de otra mujer) yo trataba de calmar mis celos enfermizos y confiar en él.

Pasaron 5 meses y de un momento a otro recibí un mensaje de ella con mi novio en un motel que está a tan solo 5 minutos de mi casa. Ese mismo día él había estado conmigo tan solo unas horas antes en mi casa. Me destrozó el corazón y comencé a tener muchísimos problemas psicológicos después de eso, aún no me recupero ni me siento con la fuerza o seguridad de poder tener otra relación.

Le encontré un preservativo usado en su mochila

Ibamos en la prepa y yo estaba perdidamente enamorada de él. Yo me imaginaba que era mi príncipe azul y que estaríamos para siempre juntos. Un día en la escuela estábamos juntos, y mientras él fue al baño y me pidió que cuidara su mochila, yo la abrí esperando encontrar un dulce o unos chicles (siempre traía), fue entonces cuando descubrí algo mucho más pegajoso… Un preservativo usado… ¡Yo grité y casi vomito! Ya que él y yo jamás habíamos tenido nada. Cuando regresó no me encontró, yo le tiré su mochila a una basura y me fui llorando a casa de una amiga.

Esta además de haber sido mi peor experiencia en la vida, fue también la más asquerosa.

Se metió con su prima

¿Suena enfermo? Pues así es… Mi novio y yo nos fuimos con su familia de vacaciones a Puerto Vallarta. Todo iba increíble, sus tíos y primos estaban súper felices ya que era el primer viaje que hacían todos juntos. Los 3 primeros días la pasamos genial, fuimos a bares, restaurantes, playa, etc. Yo había notado que era muy “cariñoso” con una de sus primas, sin embargo no le di gran importancia, pues al fin y al cabo eran familia y casi como hermanos. El problema estuvo cuando regresando me encontré con mensajes de ella en su celular en donde le pedía que jamás le dijera a sus papás lo que había sucedido entre ellos, junto a un emoji de “besos” y “corazones”.

No quise hacer un drama, pero cuando me bajé del avión me fui corriendo y no quise volver a saber de él en mi vida.

Me fue infiel con una señora 20 años mayor que él

Llevábamos 2 años de novios y aunque él siempre fue “lindo”, hubo un momento en el que se desesperó por no tener un buen trabajo y comenzó a estar muy enojado consigo mismo, eso provocó que nuestra relación comenzara a tener sus altibajos. Un día llegó con 4 mil pesos (mexicanos) y me dijo que me invitaba a comer a donde yo quisiera. Yo no quise arruinar sus buenas intenciones cuestionándolo de dónde había sacado su dinero, pues creí que él me contaría más tarde… no fue así.

El tiempo siguió y cada vez él llegaba con regalos más caros para mí, fue hasta que yo me desesperé y llorando le pregunté qué sucedía y de dónde es que él conseguía tanto dinero. Él me confesó que se estaba metiendo con una mujer de 55 años que le daba todo el dinero que el quería. Pero que lo hacía con la única intención de “hacerme feliz”.

Embarazó a una de mis mejores amigas

Mi novio y yo llevábamos 4 años juntos y como es común, mis amigas eran sus amigas… o bueno, eso creía. Pues resulta que, un día una de “mis mejores amigas” me confesó que estaba embarazada, sin embargo jamás me quiso dar detalles de quién era el papá. Ella mentía diciendo que no lo conocía, hasta que un día, a la semana de haber nacido el bebé, ambos hablaron conmigo y me confesaron que el padre era mi novio.

Después de que terminamos, ellos se casaron al mes y se divorciaron al año. Ahora él me busca de nuevo pero ni loca le contesto sus llamadas.

Descubrí que tenía otras 3 novias “formales”

Teníamos 4 meses de ser novios formalmente, él me había presentado con sus padres y yo con los míos. Se veía que era un excelente chico, muy educado y amoroso. Lo que no sabía es que detrás de ese disfraz, se ocultaba un tipo loco que tenía otras 3 novias “formales”.

¿Cómo me di cuenta? Pues resulta que su novia (con la que llevaba más tiempo), ya sospechaba un poco debido a que él actuaba raro con ella. No sé como, pero consiguió nuestras cuentas de Instagram y nos preguntó si salíamos con su “esposo”, a lo que todas respondimos que “sí”. Un día todas juntas lo confrontamos y él terminó aceptando todo. Resultó que hasta tenía una hija con una de ellas.

Sus papás estaban muy orgullosos de que su hijo era todo un “macho” y salía con muchas a la vez… por eso le cubrían las espaldas, qué vergüenza.

¡Espero que algo así jamás te haya sucedido! Si quieres más contenidos para pasar un buen rato, ¡síguenos en Pinterest!

Te recomendamos

Tienes que ver